El Cloud Computing en las Finanzas

Las instituciones financieras están adoptando el Cloud Computing de forma masiva en muchos departamentos y canales de comunicación con sus clientes. Sin embargo, no hay todavía unos patrones bien definidos. Al igual que la mayoría de las empresas de otros sectores, las instituciones financieras primero se enfrentaron a la decisión de adoptar o no el Cloud Computing, y actualmente consideran la elección de una nube pública o una nube privada.

¿Quién ya ha adoptado cloud computing en el sector bancario? Muchos pequeños proveedores de servicios financieros han tomado la iniciativa en contra de las grandes empresas. La mayoría de los proveedores también han adoptado el enfoque de las regulaciones en el desarrollo de productos en Cloud Computing, el seguimiento de versiones, el tratamiento y los programas de administración.

La seguridad era la primera barrera a superar para que  el cloud computing hiciera su entrada en los mercados muy regulados, esto se logró debido al hecho de que los proveedores de sistemas de Cloud Computing han reforzado considerablemente sus funciones de seguridad y la adopción de la nube ya no es visto como una locura.

Los problemas de seguridad relacionados con la computación en la nube son esencialmente clásicos: autorización, control de acceso, autenticación y encriptación. En última instancia, están asociados con el bien conocido trío: Confidencialidad, integridad y disponibilidad.

Estos problemas se pueden resolver de la misma manera que resuelve cualquier problema de seguridad: un enfoque basado en las amenazas y riesgos. La principal diferencia entre un problema de seguridad en el cloud computing  está en preguntas como: ¿quién es el verdadero dueño de los datos? ¿Qué pasa con los reguladores? las cuestiones legales en torno a datos personales y datos de segmentación, etc. ¿Qué se debe hacer para reforzar la seguridad de la nube para que las instituciones financieras del sector tengan más confianza? Si se habla de los proveedores de nubes públicas, sólo podemos aconsejar que sean tan transparentes como sea posible desde el punto de vista comercial. Algunos de ellos siguen sin estar claros acerca de sus controles administrativos, físicos y técnicos y no generan para las instituciones financieras mucha confianza.

Cloud Computing en las finanzas







Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *